Aitor Aguirre

El programa de Comunicación Deportiva me ha enriquecido tanto en el aspecto personal como en el profesional. Digamos que fue un punto de inflexión en mi etapa como estudiante. Sentí realmente que el periodismo deportivo era lo que me despertaba esa ilusión y esas ganas de luchar por un hueco en esta apasionada profesión. Aprender, dialogar y practicar junto a estos magníficos profesionales supuso una inyección de moral y autoestima para seguir creyendo en mí mismo. Prácticas como narrar, locutar, improvisar, entrevistar y un sinfín de actividades muy divertidas junto a la élite del periodismo deportivo, son la clave del curso. No podía acabar este texto sin agradecer el trato recibido por los organizadores. Lo volvería a repetir una y mil veces. No lo dudes y apúntate al “Programa de Comunicación deportiva“, tienes que vivirlo.